Reseña | Ocho ¿Cuántas reglas romperías por amor?

Ocho ¿cuántas reglas romperías por amor? - Rebeca Stones  Montena | 256 páginas | 14,95€ Hay dos cosas que son inalterables: su...




Ocho ¿cuántas reglas romperías por amor? - Rebeca Stones 
Montena | 256 páginas | 14,95€

Hay dos cosas que son inalterables: su pasado y mis reglas. 
 1. El tiempo máximo del que dispongo para hacer feliz a una persona son ocho semanas. 
2. Si no lo consigo y considero que podría llegar a hacerlo, tengo un tiempo extra de ocho días. 
3. Transcurrido el tiempo desaparezco por completo de la vida del paciente, su felicidad en ningún momento puede depender de mí. 
 Mía tiene un trabajo inusual: se dedica a hacer felices a las personas sin que ellas sepan que lo hace por trabajo. Precisamente por eso la contratan los padres de Max, un chico que ha intentado suicidarse. Cuando los caminos de ambos se crucen, saltarán chispas: él no quiere verla ni en pintura, ella tiene que hacer todo lo posible por devolverle la felicidad.



Si esperáis encontrar en este libro algo parecido a la anterior novela de la autora, desde luego podéis iros olvidando; en Timantti (click para ver la reseña) veíamos  a una Rebeca Stones mucho más infantil, con una historia quizá más compleja en cuanto a giros argumentales pero mucho más plana en la profundidad del argumento, todo lo contrario a lo que se puede apreciar en Ocho, la cual tiene una trama bastante más previsible y simple, al fin y al cabo todos sabemos cómo son las historias de amor, y podemos hacernos una idea de lo que va a pasar, acertando en todo momento ya que la autora no deja mucho suspense, pero lo que realmente me ha gustado de esta novela, y lo que creo que la hace diferente a su predecesora es la profundidad, el desarrollo de las emociones y todo lo que se quiere transmitir con ella.

Mía es una chica que se dedica a hacer feliz a la gente, pero lo hace de una forma peculiar, porque es capaz de profundizar en las personas con gran facilidad y saber qué es realmente lo que necesita cada uno, y lo que requiere para que confíen en ella, y posteriormente en ellos mismos, se puede decir que Mía se dedica a reparar personas, es una mecánica de las emociones que sabe dónde y cuándo colocar la pieza exacta que falta en las personas, para devolverles la ilusión y la emoción. Pero debido a este trabajo Mía se tiene bastante olvidada a sí misma, demasiado ocupada en reparar a los demás no ha dedicado tiempo a reparar sus propias emociones, si no que se ha limitado a ocultarlas bajo una máscara y encerrarlas en una coraza, hasta que llega Max. Al principio solamente es uno más de sus pacientes, pero representa todo un reto, no le es fácil leer sus emociones, y eso hace que Mía se enganche a su enigma particular  rompiendo algunas de sus principales normas sin darse cuenta.

Realmente al principio parece una novela bastante sencilla, y  plana pero me he llevado una gran sorpresa al ver que tiene mucho más trasfondo del que aparenta. Sin ninguna duda vemos una mejora en la forma de narrar y de plantear la historia por parte de la autora, así como muchos de sus propios pensamientos, algo que también se encontraba plasmado en Timantti pero mucho más sútilmente; en cambio en Ocho podemos apreciar con claridad los propios sentimientos, dudas y preocupaciones de la autora (sobre todo aquellos que sigan con cierta continuidad a la autora en rrss podrán apreciar los vaivenes de su vida que ha plasmado en mayor o menor medida en la novela) , lo cual también mucho más fácil al lector identificarse con los sentimientos de ambos personajes.
En esta segunda novela encontramos una historia de amor muy típica, que en principio ha sido lo que más me ha echado para atrás al ir leyendo, es un amor a primera vista, con un desenlace y transcurso de lo más común, pero creo que Rebeca Stones le ha conseguido dar un toque diferente por esos momentos profundos y reflexivos, caracterizados sobre todo en monólogos internos de Mía, sobre ella misma y sobre los demás, es cierto que podría haberse conseguido mucho más con otro argumento, explotando tal cantidad de emociones de otras formas diferentes y menos típicas, pero creo que ha sabido exponer la intensidad de su historia, y la intensidad con la que Mía experimenta sus sentimientos y los problemas a los que se enfrenta. También me he quedado con la visión tan dulce, e inocente que ha querido dar del amor, remarcando que a veces no es tan bonito como lo pintan y aunque desde luego esta es simplemente su propia versión, o como lo ha vivido la propia autora, le doy un voto a favor por haber sido capaz de reflejarlo tan bien.

Me quedo con ciertas dudas sobre Ocho, por un lado me han gustado mucho las partes "intensitas" por llamarlas de alguna manera, sus reflexiones y lo que ha tratado de plasmar con esta novela, aunque es cierto que me esperaba otro tipo de argumento en el que enmarcarlas, algo menos común, o que me sorprendiese más que esta historia de amor, pero no puedo no tener en cuenta que se trata de su segunda novela, y que aún le queda mucho por recorrer como autora, por mi parte espero seguir leyendo sus obras y espero que cada vez sea capaz de enmarcar mejor todo lo que tiene que decir; creo sinceramente que el mensaje que ha querido mostrar en Ocho ha quedado claro, y me ha gustado mucho el desarrollo emocional que ha querido darle a sus personajes, aunque personalmente habría dado más tiempo a dicha evolución para que no fuese tan precipitada, y eliminaría momentos que para mí han tenido demasiado drama.

Ha sido una novela interesante, algo diferente a lo que esperaba, y a la que creo que le quedan muchas cosas por mejorar, pero los personajes son bastante peculiares y como ya he dicho me quedo sobre todo con las reflexiones plasmadas en sus páginas, y con el mensaje que ha querido dar en ellas. Si no sois en absoluto partidarios del llamado "insta-love" no recomiendo esta novela porque es su argumento principal, si nos quedamos en lo superficial, pero creo que se puede dar una oportunidad por conocer esa peculiar visión que da la autora y porque mi conclusión final es que se trata de una novela muy bonita con un marco argumental un poco flojo.

You Might Also Like

5 comentarios

  1. ¡Hola!
    El libro la verdad es que no me llama mucho la atención, y más si la historia de amor es como dices. Desde mi TFG este tipo de historias me crispan jajaja. No puedo con el instalove.
    ¡Mil gracias por la reseña!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Pues no conocía a la autora pero no descarto leer este libro suyo, si es más maduro y profundo que el otro que leíste de ella.
    Me gusta eso de que la protagonista se dedique a "reparar personas" pero se haya olvidado un poco de sí misma. Y no hay cosa que me conquiste más que un amor dulce y tierno.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Veo que hay muchas cosas que te han convencido pero muchas otras que no así que creo que lo dejaré pasar porque no me llama demasiado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que aunque me llama el libro, francamente ahora mismo no tengo mucho tiempo, asi que queda apuntado en mi lista de pendientes.
    un salud🖤

    ResponderEliminar
  5. Hola Claus, lo cierto es que últimamente este género lo evito demasiado porque ya me cansé de las historias de insta-love que no tienen mucho transfondo.
    Aún así mil gracias por la reseña.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar

Adelante deja tu comentario, tu opinión siempre es bien recibida. Prometo contestar a todos.

Flickr Images