Reseña | Voces de Chernóbil

Voces de Chernóbil - Svetlana Alexievich Debols¡illo | 345 páginas. Una novela de testimonios, de No-Ficción; que catapulto en ...



Voces de Chernóbil - Svetlana Alexievich
Debols¡illo | 345 páginas.


Una novela de testimonios, de No-Ficción; que catapulto en gran medida a su autora al renombre internacional. Voces de Chernóbil nos recuerda ese accidente nuclear acontecido un 26 de abril de 1986 a la 1 hrs 23’ 58’’, con una serie de explosiones que destruyeron el reactor y el edificio del 4° bloque energético de la CEA (Central Eléctrica Atómica), situada en la frontera bielorrusa, convirtiéndose en el desastre tecnológico más grave del siglo XX. 
 Las personas de la zona fueron evacuadas días después del siniestro, se manejó todo el todo problema como si fuese un incendio normal, con bomberos normales -sin protección alguna-, con equipo de limpieza en iguales condiciones, con personal embriagado en vodka (la única profilaxis, según fuentes gubernamentales). El accidente de Chernóbil dejo centenares de muertos, abortos, mutaciones, discapacidades, una zona no habitable en por lo menos 20 000 años y todo esto fue considerado un secreto de estado. Un país que dejo que su gente muriera ante un enemigo invisible, un país que se derrumbó, donde Chernóbil fungió como catarsis.



Hace bastante que no subo reseñas, ni entradas de ningún tipo, en parte porque solamente estoy leyendo obras filosóficas para clase, y no me veo capaz de hacer ningún tipo de reseña de dichas obras por su complejidad, además también carezco de suficiente tiempo para publicar reseñas tan asiduamente como antaño, y aún así por aquí os dejo una reseña de una de las últimas novelas que he estado leyendo, y que sin duda me ha parecido muy interesante. 

Está escrito en forma de diferentes monólogos de diversas personas que dan testimonio de lo ocurrido durante el accidente de Chernóbil; la mayoría de nosotros conocemos lo ocurrido, aunque sea de pasada, pero el objetivo de este libro no es contar de nuevo lo que sucedió en términos de átomos, o de química, quiere arrojar luz sobre otro lado de la historia, ese que ha quedado olvidado, y es lo vivido por los campesinos, por los niños, por las personas de a pie que en muchas ocasiones desconocían lo que realmente estaba pasando, o sabían una verdad a medias, ahora Chernóbil es su pasado, pero también el presente de muchos otros que han permanecido allí, así como el futuro inevitable de todos ellos, pues aunque quieran no son capaces de olvidar ni de apartarlo de sus vidas.
Comienza con el desgarrador relato de una de las mujeres de los bomberos que fueron llamados para apagar un incendio normal y corriente, sin saber que se estaban exponiendo a una radiación que les mataría inevitablemente, e incluso después de tenerles hospitalizados, y de verles completamente quemados debido al accidente, a algunos solamente les habían contado una parte de lo que había ocurrido, e incluso parte de la cosecha que había sido expuesta a la radiación fue comercializada a otras zonas de la Unión Soviética sin ninguna restricción; a lo largo de toda la novela nos encontraremos diferentes testimonios, de gente que ha sobrevivido y de gente que quiere recordar a los que no, aunque lo más sorprendente es ver que en la mayoría de los testimonios se habla en términos de guerra, los ciudadanos buscan un enemigo, alguien a quien culpar o a quien combatir, esto es debido al contexto pues es una época en la que el horizonte de todos los ciudadanos era la guerra, orientados por la llamada "Gran Guerra Patriótica" y en base al discurso soviético buscaban un enemigo y sentían la necesidad de realizar un sacrificio (lo que lleva a muchos civiles a acudir a Chernóbil para evacuar, y realizar seguimientos de la situación, a pesar de conocer el riesgo de la radiación).

Hay capítulos más o menos intensos, pero sin duda todos tratan de retratar la situación de caos que hubo durante el accidente, pues el mundo no estaba preparado para una catástrofe nuclear, ni para asumir que el átomo pacífico que se utilizaba en las centrales era igual de peligroso y mortal que el llamado átomo militar presente en Hiroshima y Nagasaki; a pesar de todo hubo personas que trataron de dar la voz de alarma, y fueron silenciadas, gente que prefería ignorar la situación, y niños que sufrieron las consecuencias de la falta de información y de la poca preparación ante tal desastre, pero también niños que aún hoy en día sufren las consecuencias de Chernóbil, que nacen sabiendo que van a morir, y que la muerte cubre todos los aspectos de su vida, demasiado cansados para jugar, reír o incluso estudiar pero que según los testimonios de algunos profesores, no pueden culparles de ello, pues la causa es Chérnobil, y esta seguirá ahí durante miles de años, cifras que se escapan incluso a la existencia del ser humano. 




You Might Also Like

3 comentarios

  1. Este libro lo intenté comenzar hace un par de meses, y lo dejé creo solo llegué a leer el primer relato y no pude más, realmente me pegaba muy fuerte lo que vivieron todas esas personas y es demasiado triste para mi, pero espero poder retomarlo más adelante. Tengo ganas de leer más novelas de la autora así que espero poder terminarlo pronto.

    saludos xoxo

    ResponderEliminar
  2. Que libro más duro eh, yo recuerdo que me impactó ver un documental, supongo que es más duro verlo escrito porque no hay nada suavizado, este libro me lo llevo apuntado, hay cosas que no se deben olvidar para humanizarnos nuevamente 🖤

    ResponderEliminar
  3. Hola Claus, mil gracias por la recomendación. Es un libro que se ve que es bastante interesante así que me lo apunto para leerlo. Me he percatado a lo largo del tiempo que se suelen obviar los testimonios de muchas personas así que NECESITO ponerme con él lo más pronto posible.
    Un abrazo enorme.
    Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar

Adelante deja tu comentario, tu opinión siempre es bien recibida. Prometo contestar a todos.

Flickr Images